Saltar al contenido

Cómo gestionar el tiempo si eres neurodivergente (Autismo, TDAH, ACI)

16/03/2024
Cómo gestionar el tiempo siendo autista

Creo la gestión del tiempo ha sido desde siempre uno de mis mayores problemas. Por dos motivos:

  • O me falta motivación
  • O me sobra motivación

Me explico. Hay veces que lo que tengo que hacer me resulta tan aburrido que nunca encuentro el momento de hacerlo (me falta motivación) y otras, en las que lo que tengo que hacer me divierte tanto que me olvido del resto del mundo (me sobra motivación). Ambas suponen un problema.

Si lo que tengo que hacer no me apetece y es importante, lo voy postergando hasta que es demasiado tarde o hasta que me queda tan poco tiempo que me bloqueo y no sé cómo empezar.

En cambio, si lo que tengo que hacer me apetece, puede ser también muy peligroso. No ya porque se me olvide comer o dormir, sino porque puedo llegar a crear un accidente sin quererlo, o porque se me olviden citas importantes.

Si a ti también te pasa esto. Sigue leyendo que te voy a dar algunos consejos que me han venido muy bien.

Índice

    Los libros sobre gestión del tiempo pueden entorpecer más que ayudar

    Desde hace unos años, la productividad se ha puesto de moda. Queremos hacer más en menos tiempo. Parece que la recreación, la contemplación y simplemente dejar que tu mente divague, es cosa de vagos.

    En mi opinión esto es un error que se corregirá cuando se den cuenta de que ese esfuerzo desmesurado por llegar a todo sólo aumenta desmesuradamente los niveles de estrés y ansiedad. Mientras, seguirán bombardeándonos con trucos sobre productividad y libros para conseguir en 5 minutos lo que se tarda meses en conseguir.

    Durante un tiempo me interesé mucho en estos temas y puse en práctica sus consejos. A priori funcionaban, pero a la larga me dejaban exhausta y en un hiperfoco constante que me alejaba de otras facetas también importantes en mi vida.

    Creo que leer estos libros puede ayudar a conseguir algún consejo, algún ejemplo. Pero siempre debemos adaptarlos a nuestra forma de procesar la información, que es muy, muy diferente a la de las personas a las que les va bien este tipo de libros.

    No se trata de ser más productivos, sino de ser más felices.

    Nuria Hidalgo

    Métodos para gestionar el tiempo en el autismo, TDAH y ACI

    Métodos hay muchos, pero para mí hay tres, que además se complementan a la perfección, y que uso a diario. Después de probar varios, es lo que más me sirve.

    Timeblocking o crear bloques de tiempo

    Para mí, esta es la base de todo. Es como en el colegio. Había un bloque de tiempo que era la clase de lengua, otro que era la clase de matemáticas, y otro que era el recreo. Todo estaba definido y era muy predecible.

    Pues ahora lo mismo. Necesito bloques de tiempo para fregar los platos, para estudiar, para escribir en el blog, para grabar episodios, para no hacer nada, o para dejar que mi cerebro fluya libremente. Pero todo debe ser predecible y acotado.

    El problema de los bloques de tiempo es nuestra necesidad de estructurar todo. Esto puede llevarnos a que este método se convierta en nuestro propio enemigo.

    Recuerdo cuando empecé con él. Estaba entusiasmada. Podía poner colores identificativos. Podía jerarquizar y ser dejar que mi rigidez fluyera.

    Al poco tiempo me di cuenta de que era un completo desastre.

    No conseguía terminar las tareas y ya había empezado el bloque siguiente.

    La solución es crear bloques más generosos, pero no sólo eso, sino dejar de encadenar bloques. Ése era el gran problema. Necesitamos despejar la mente. Dejar que los estímulos de la tarea anterior se relajen, para poder comenzar una nueva.

    Esto me lleva al siguiente método importante.

    Técnica Pomodoro

    Esta técnica intercala bloques de concentración con bloques de descanso obligado. Y cuando digo obligado, es porque hay un periodo de tiempo que debes dejar de hacer lo que estabas haciendo y dedicarte a otra cosa completamente diferente.

    Realmente se complementa de maravilla con la anterior, ya que no dejan de ser bloques de tiempo. Uno de trabajo, otro de descanso. Tú decides cuánto tiempo (preferiblemente una diferencia significativa entre ambos bloques).

    Listas de tareas

    El último método complementario son las listas de tareas. Desgranar en pasos o secuencias todo lo que vayamos a hacer. De verdad, esto ayuda muchísimo. Incluso para tareas tan simples como fregar los platos.

    El hecho de ver una secuencia o un patrón, nos va a resultar mucho más fácil de seguir.

    Podemos hacerlo en aplicaciones del móvil de tareas como ToDo de Microsoft, o Keep de Google. Incluso, si eres de los que te gusta el mundo analógico, hay unas tablas maravillosas que puedes personalizar con tus propios patrones.

    Rebajas
    Tablas de tareas
    Te ayudarán a crear listas de tareas predefinidas y completarlas de una manera visual.
    Tablas de tareas
    Te ayudarán a crear listas de tareas predefinidas y completarlas de una manera visual.

    Lo importante aquí es saber cuál es el paso siguiente. Podemos crear tantas subtareas como necesitemos o queramos.

    Método para organizar el tiempo si eres autista, TDAH o ACI

    Ahora que ya conocemos los 3 métodos, es momento de ensamblarlos.

    La idea básica es la siguiente:

    • Tener bloques de tiempo para hacer una tarea que esté dividida en subtareas.
    • Hacer descansos:
      • Entre bloques de tiempo
      • Entre subtareas si son muy largas o tediosas
      • Visualizar el tiempo

    Visualizar el tiempo

    No había hablado de este último paso todavía, pero no hacía falta. Lo hago ahora rápidamente. Es muy importante visualizar el tiempo que queda en un bloque o en un descanso. Y cuando digo visualizar, me refiero a ver cómo va pasando el tiempo, no tener en mente a la hora a la que acaba el bloque.

    Para ello existen unos relojes que en lugar de darnos la hora, lo que hacen es contar el tiempo que queda. Son similares a los cronómetros de toda la vida, pero en lugar de mostrar números, muestran una banda que va desapareciendo.

    Hay de dos tipos: analógicos y digitales. A mí me gusta más tenerlo analógico, ya que los digitales te obligan a tener la pantalla del móvil todo el rato encendida y esto puede hacer que te despistes con alguna notificación.

    Aun así, si te gusta el reloj en una aplicación, te recomiendo Visual Timer – Cuenta regresiva, de Christoph Wiesner.

    En cambio, si eres de los míos y te gustan los analógicos, en Amazon tienen unos muy chulos.

    Rebajas
    Reloj visual
    Un reloj para controlar el tiempo de forma muy visual.

    Cómo crear los bloques de tiempo

    Para crear los bloques de tiempo puedes usar Google Calendar o mejor aún, Tiimo. Tiimo es una aplicación hecha para neurodivergentes (en un principio adolescentes con TDAH) que te muestra de manera visual tanto los bloques de tiempo, como las listas de tareas, además del reloj visual. La llevo usando un tiempo y me parece todo un acierto, porque además, te permite importar tus calendarios, y así tienes todas las citas en un mismo sitio.

    Conclusión

    La productividad es necesaria, pero sin volvernos locos. Necesitamos gestionar el tiempo porque nuestra mente tiende a dispersarse, aunque hay que hacerlo de forma que nuestro cerebro pueda estar concentrado y a la vez, disfrutar del proceso. Sin que sea un sufrimiento.

    Estoy pensando en hacer una masterclass sobre la gestión del tiempo. Si te interesa el tema y quieres hacerla, apúntate a la lista de espera.

    Configuración